GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO

Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA



SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

Los hábitos de las órdenes religiosas católicas

El hábito religioso es una vestidura usada por las órdenes religiosas.

El hábito religioso proviene del que usaban en la sociedad civil los cristianos de los primeros siglos compuesto de túnica y manto o capa. Reducido este traje civil a la mayor sencillez, constituyó el hábito de las personas que se consagraban aisladamente a la vida ascética en el retiro y aun se prescindió de manto (distintivo de los filósofos) en la vida doméstica u ordinaria. Al abrazar los solitarios la vida común reunidos en los monasterios ya desde el siglo IV y sobre todo, al establecerse con más regularidad la vida monacal bajo la regla de San Benito en el VI, quedó constituido el hábito religioso o regular de los monjes con las siguientes piezas:

la túnica o hábito propiamente dicho que es la vestidura talar de lana
el escapulario (con capuchón para la cabeza) a modo de banda que cubre los hombros y pende por delante y por detrás, recuerdo del paño que antes solían ponerse sobre los hombros para llevar las cargas
la correa o cíngulo para sujetar la túnica sobre todo en las marchas y el trabajo
la cogulla, amplia túnica provista de grandes mangas y de capuchón que se lleva en determinadas funciones vistiéndola sobre las demás piezas y que parece provenir de la pénula viatoria o del capote de los campesinos.

El color del hábitos monacales era por lo común, el negro oscuro desde sus principios. Pero los cistercienses que datan del siglo XII lo adoptaron blanco para sus coristas y sacerdotes de donde les vino el nombre de benedictinos de hábito blanco. Asimismo, los cartujos de la misma época quienes llevan el escapulario muy amplio y trabado lateralmente.

↑ Arqueología y bellas artes, de 1922, de Francisco Naval y Ayerbe, que se encuentra en el dominio público.


Fuente; http://imagineriareligiosasanjuandedios.blogspot.mx/

”La Iglesia siempre debe tratar de hacer su presencia visible en la vida cotidiana, especialmente en la cultura contemporánea, que a menudo es muy secularizada y sin embargo sensible al lenguaje de signos.  En este sentido la Iglesia tiene derecho a esperar una contribución significativa de las personas consagradas, llamados como están en cada situación para dar un testimonio claro de que pertenecen a Cristo. 

Dado que el hábito es un signo de la consagración, la pobreza y la pertenencia a una familia religiosa en particular, me uno a los Padres del Sínodo en recomendar fuertemente a los hombres y mujeres religiosos que visten su hábito adecuado, convenientemente adaptado a las condiciones de tiempo y lugar. Cuando razones válidas exigencias apostólicas para ello, religiosas, de conformidad con las normas del propio Instituto, también se pueden vestir de una manera sencilla y modesta, con un símbolo adecuado, de tal manera que su consagración es reconocible. Institutos que desde su origen o por disposición de sus constituciones no tienen un hábito propio, procuren que el vestido de sus miembros responda, por dignidad y sencillez a la naturaleza de su vocación”.

El hábito de las religiosas y  monjas católicas de antes, generalmente se componía de los siguientes elementos (si bien algunas hermanas del siglo XXI los siguen usando (gracias a Dios) otras los han reducido por practicidad en sus apostolados:

Cofia : Este es el tocado del hábito religioso( como si fuera un casco), e incluye la tapa blanca de algodón asegurada por una cinta para el pelo (es de color blanco se la solía llamar bandeau) y es a la que se adjunta el velo y una toca o guimpe de lino almidonado, o de  algodón, o bien de poliéster para cubrir las mejillas, el cuello y el pecho. A veces se cubre por una capa delgada de negro crespón. 
















Cornette era otro tipo de cofia, la más conocida era la de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul (fue dejada de usar por las hermanas el 20 de septiembre de 1964). La  Cornette es una tela para la cabeza femenina que fue especialmente popular en Europa desde el siglo XV al XVII.  

Es esencialmente un tipo de toca que consta de un gran trozo de tela blanca almidonada que se pliega hacia arriba de tal manera como para crear la semejanza de los cuernos (del francés Cornes) sobre la cabeza del usuario.









Velo negro: Este elemento lo usan para cubrirse la cabeza (cofia) y podría ser usado para cubrir la cara (en algunas monjas de clausura). La cofia  incluye a veces un bajovelo blanco. En muchas órdenes, un velo blanco se utiliza como el "velo de la libertad condicional" durante el noviciado   y un velo oscuro para el "velo de la profesión", cuando se toman los votos solemnes (la combinación de colores varía de acuerdo con el esquema de color del hábito de la orden).  Un velo de la consagración más largo y más completo, es utilizado por algunas monjas para la profesión perpetua de votos solemnes .










 Hábito: Esta es la pieza central de la prenda, también se conoce comúnmente como túnica.  Es un vestido suelto de color negro, gris, beige, azul etc. (varía según la congregación u orden) suele ser de sarga con tela plisada en el cuello y drapeado al suelo. Se puede llevar atado en el frente o en la parte posterior para permitir que la monja pueda trabajar cómodamente.










Faja de lana: se usa alrededor de la cintura es como un cinturón de lana tejida negro o de otro color. Muchas usan cinturones de cueros o cíngulos como las franciscanas.

Rosario : Rosario de la monja de cuentas de madera y enlaces de metal cuelga de la correa por pequeños ganchos. No todas lo llevan.

Mangas: El hábito contiene dos conjuntos de mangas, el mayor de los cuales se puede llevar plegada para el trabajo o doblado hacia abajo para ocasiones ceremoniales o cada vez que entrar en una capilla.

Cruz: Una cruz de plata tradicionalmente se cuelga de un cordón negro alrededor del cuello de la monja, es el símbolo de su consagración.

Anillo: Las monjas que han tomado los votos "perpetuos"  indican este estado mediante el uso de un anillo de plata simple en la mano izquierda.

Enaguas: antiguamente llevaban dos enaguas, una falda arriba de sarga negra  y una falda inferior de algodón negro.

Escapulario: Se trata de una longitud algo grande de tela suspendida delante y por detrás de los hombros, a menudo llegaba hasta las rodillas.  La misma puede variar en forma, color, tamaño y estilo.  No todas las órdenes lo llevan como parte del hábito. Puede ubicarse por encima del cinturón o debajo del mismo.

 Zapatos: simples zapatos negros funcionales son el calzado habitual. Las que se dedican a los hospitales los suelen llevar blancos y las franciscanas usan sandalias. Algunas solamente calzan alpargatas.

Tarjeta: Esta cubierta rígida de color negro se usa sobre la cofia cuando la monja sale del convento para evitar que la cofia se moje o ensucie.

Delantal: Una variedad de estilos de delantales se puede llevar sobre el hábito para protegerlo durante las actividades de trabajo.

Las diferentes órdenes tienen diferentes estilos de vestir, estos estilos han cambiado con el tiempo, como les dije antes.










El hábito de la Orden del Carmen es de color marrón, e incluye el Escapulario de Nuestra Señora del Monte Carmelo y una capa de color crema.





 El hábito de los franciscanos de la Orden de los Frailes Menores y los Frailes Menores Capuchinos es generalmente de color marrón o gris, y el hábito de la Orden de los Frailes Menores Conventuales Orden Regular y la Tercera es de color negro, aunque la Orden de Frailes Menores (Conventuales) está regresando al hábito gris en todo el mundo. Existen muchas congregaciones franciscanas.

<













El hábito de los benedictinos es de color negro (el estilo varía dependiendo del monasterio). El hábito de los hermanos de San Juan de Dios es muy parecido.


<








El hábito de los cartujos es de color blanco (un novicio lleva un manto negro sobre el hábito de cartujo blanco).
















El hábito de los dominicos es blanco y tiene una capa negra, usan cinturón de cuero y rosario.






 Cistercienses con su hábito blanco y el escapulario negro.




 La Madre Teresa en el hábito distintivo (basado en el sari indio) de lasMisioneras de la Caridad , que ella fundó.




El hábito de la Orden Trinitaria es de color blanco con una cruz distintiva con una barra horizontal de color azul y una barra vertical de color rojo y azul.




Las monjas pertenecientes a las Hijas de la Caridad (no actuales).






 El hábito de un monje trapense .



El hábito de un premonstratense.








Monjes Paulinos con el hábito.



 

Los Jerónimos usan una túnica blanca con capucha escapular marrón y un manto del mismo color .





Los mercedarios se visten de blanco con el emblema característico de la Orden.



 Hay una página de internet que conecta con muchas órdenes religiosas:

divinavocacion.blogspot.com

 Un  instituto religioso católico es una organización reconocida por la Iglesia, cuyos miembros (comúnmente conocidos como "religiosos") se esfuerzan por lograr un objetivo común a través de dedicar su vida a Dios. Los institutos religiosos son distintos de los institutos seculares y otros movimientos laicales eclesiales .Un instituto, congregación u orden clerical, es aquella que en sus filas incorpora a sacerdotes, en cambio los laicales solamente hermanos. En la actualidad suelen ser mixtos (sacerdotes y hermanos conviviendo juntos). Históricamente, estos institutos se divide en órdenes y congregaciones:
  •  formada por monjes (que pueden ser clérigos) y / o religiosas que están obligados a vivir y trabajar en su monasterio y rezar el Oficio en común.
  • mendicante formada por los hermanos (clérigos o laicos) llevan una vida cotidiana en común lo mismo que la oración. Pueden tener un apostolado más activo  y dependen de las limosnas para su vida.
  • canónigos regulares compuestos por canónicos (clérigos), cantan la liturgia en el coro y  pueden tener a  la parroquia como apostolado.




La Iglesia Católica ya no recibe la distinción histórica entre "órdenes" y "congregaciones".Se aplica a todos los institutos el sencillo nombre de "instituto religioso" y las mismas normas de Derecho Canónico. El término Orden ya queda para los grupos de consagrados más antiguos (Franciscanos, Dominicos, Carmelitas, etc.)

El ingreso a un instituto religioso está regulado no sólo por la ley de la Iglesia y el estado religioso que han adoptado, sino también por sus propias normas.  En términos generales, después de un largo período de tiempo que abarca aspirantado, postulantado  y noviciado el candidato/a emite sus primeros votos  temporales. Los candidatos que deseen ser admitidos de forma permanente están obligados a hacer público un voto solemne o perpetuo de los consejos evangélicos: de castidad, pobreza y  obediencia

Uno de los efectos de este voto es que los miembros de un instituto religioso, ya no son libres para casarse, y en caso de que posteriormente deseen abandonar el instituto después de la profesión permanente, tendrían que buscar un indulto papalde dispensa de sus votos. Los beneficios de la profesión, son de naturaleza espiritual.

En el lenguaje común, todos los miembros de institutos religiosos masculinos se llaman a menudo " monjes "y los de los institutos religiosos femeninos" monjas ", aunque en un sentido más restringido, un monje es una persona que vive en unmonasterio bajo una regla monástica, como la de San Benito y el término "monja" estaba en el Código de Derecho Canónico de 1917 oficialmente reservado a los miembros de un instituto religioso femenino de votos solemnes y en ocasiones se aplica sólo a aquellas que se dedican por completo a la vida contemplativa y pertenecen a una de las órdenes religiosas que viven y trabajan dentro de los límites de un monasterio y la recitación de la Liturgia de las Horas en comunidad .

 Los religiosos que no son clérigos tienden a ser llamados "hermano" o "hermana", mientras que el término " hermano "se refiere propiamente a un miembro de una orden mendicante masculina sin ser sacerdote (como lo era San Francisco de Asís).

Tradicionalmente, a los institutos de los hombres se les conoce como la “ primera orden" y las de las mujeres como la "segunda orden".  Algunas órdenes religiosas, por ejemplo, los franciscanos o los dominicos , tienen " terceras órdenes "de los miembros asociados religiosos que viven en comunidad y siguen una regla (llamada Tercera Orden religiosa o de la TOR), o por miembros laicos que, sin vivir en la comunidad oficial con la orden, han hecho un voto privado o promesa de ella, como de la perseverancia en la vida piadosa, por lo tanto, no son "religiosos", es decir, no miembros de la vida consagrada (a menudo llamada Tercera Orden Secular, o TOS).<  Dado que todos y cada uno de los  institutos religiosos tienen su propio objetivo único, o carisma , tienen que adherirse a una forma particular de vida religiosa que conduzca a ella, ya sea contemplativa, mendicante, o de vida apostólica (hospitales, colegios, misiones, etc). Las monjas que están sujetas a " la clausura papal se aíslan del mundo exterior, para dedicarse al trabajo manual y a la oración en forma permanente. Otros institutos religiosos tienen apostolados que requieren que sus miembros interactúen prácticamente con el mundo secular, como por ejemplo la enseñanza, el trabajo médico, la producción de obras de arte religiosas y de textos, diseño y fabricación de ornamentos y escribiendo libros de instrucción religiosa, mientras que el mantenimiento de su carácter distintivo es la vida comunal .

Varios fundadores, en vista de su objetivo, exigen a los miembros de su instituto, no sólo a profesar los tres consejos evangélicos de castidad, pobreza, obediencia, sino también para la estabilidad de voto o promesa de  lealtad, y tal vez algunas disciplinas, como la abnegación , el ayuno, el silencio.

La vida diaria en los institutos religiosos está regulada por ley de la Iglesia, como así también sus reglas y constituciones específicas.  Sus respectivos calendarios ("horarium ") consiste en asignar a su debido tiempo  la oración comunitaria, la oración privada, la lectura espiritual, el trabajo, las comidas, la recreación comunitaria, el sueño, y fija las horas durante las cuales hay que guardar un estricto silencio. Todo esto se adapta según el propio carisma del instituto.

La Casa Madre o Generalicia es aquella que tiene jurisdicción sobre cualquiera de las comunidades religiosas del instituto que se encuentren por el mundo, y para sus miembros a ser movido por su Superior General a cualquier otra de sus comunidades, como las necesidades de la institución en cualquier momento la demanden. Allí reside el superior o superiora general y su consejo de asesores. Las congregaciones a su vez se dividen en provincias, vice-provincias o delegaciones para su mejor gobierno.

Hermanos de La Salle



Hermanas Albertinas



Hermanas de Don Orione (clausura)



 Hermanos de San Juan de Dios 



Hermanas Servidoras de la Virgen de Matará



y muchísimas más...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified